Cuando las piezas encajan, ¡eureka!

¿Cómo están evolucionando las necesidades en la actualidad?

Las necesidades han ido evolucionando a la par que el propio ser humano porque están sujetas como la vida a las variables espacio temporales.

Pensando en el mundo de los negocios, la variable continuidad es muy importante, porque es la que asegura la permanencia, las posibilidades de desarrollo, de mejora, de seguir evolucionando. Esta continuidad hace que pensemos en los deseos y motivaciones de nuestros interlocutores (clientes) como en necesidades a satisfacer de forma continuada, en facilitarles una “experiencia cliente” con nuestro producto o servicio que camine sobre la sintonía del win-win.

Sin embargo, una de las principales características de nuestro sistema económico actual es la caducidad, lo que hoy te satisface mañana está obsoleto. Ante esta característica la respuesta del mercado es la continua generación de necesidades y de formas y maneras para satisfacerlas, ambas cosas. En definitiva, el sistema basado en el gran consumo se convierte en un gran distractor de las verdaderas necesidades.

Aquellos que tengamos oficio de persuasor (que en definitiva somos todos), nos deberíamos preguntar qué necesidades o motivos de compra tenemos hoy día, entendiendo por compra no sólo la adquisición de algo físico (un kilo de patatas) sino también de ideas  (hacernos veganos), y que son motivos susceptibles de que seamos persuadidos, incluso por nosotros mismos.

La mayoría de los deseos son instintivos, automáticos… Una clave de la auto-evolución sería reflexionar por qué queremos esto o aquello, preguntarnos exactamente qué queremos satisfacer y por qué. Sin someter cada deseo a un juicio sumarísimo porque terminaríamos como el cínico Diógenes Laercio, prescindiendo de todo lo material y viviendo en un tonel. Aunque me queda una duda, ¿pediríamos que el tonel tuviera internet?

Continuará…

Deja un comentario

Identificarme con mi cuenta de:



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas