Reír para conectar

Ana López se reía poco porque tenía un trabajo muy serio. Pero en familia, gastaba bromas, era irónica y como la gustaba decir a ella misma: “Soy un poco payasa. Pero en el trabajo no, por favor, el trabajo es algo muy serio”.

Ana, como buena controller financiero, pasa más tiempo rodeada de números en tablas de Excel que de personas, y siempre ha pensado que se entiende mejor con los primeros que con los segundos.

A finales de mes se celebra la convención de la compañía y alguien ha decidido que como premio Ana debe intervenir. Lo de “premio” no lo termina de entender Ana. Después de una noche intranquila, a la mañana siguiente se fue a ver al responsable de formación. Éste la escuchó, pero sobre todo se impactó por la angustia en la cara de Ana. A la semana siguiente la llamó un coach de comunicación para ayudarla en la presentación.

El coach la dijo que había que preparar, ensayar y verse en video. Ana percibió que sería un suplicio… Pero lo peor fue cuando la dijo que debería hacer una broma de arranque para ganarse la atención del público. Ana le espetó: “Ni soy graciosa, ni creo que mis temas tengan nada que ver con el humor”. El coach sonrió, la dijo que sí era graciosa y la recomendó una broma: “Hola, soy Ana López, por mis apellidos ya habéis adivinado, padre ruso y madre polaca”.

Llegó el momento, y los nervios propiciaron que hiciera en público todo lo que había ensayado, pero hubo algo que estuvo a punto de cargarse su intervención. Cuando hizo la broma todos rieron y ella con ellos, hasta el punto de que por un momento lo único que quería era sentir esa satisfacción, disfrutar de que había sido capaz de hacer disfrutar (y no se trataba de la paella de los domingos).

Algo cambió en Ana después de aquello, empezó a personalizar los números, a ver que también ellos tenían vida, a descifrar la emoción que tienen detrás, a verlo como una consecuencia de los sentimientos e ideas de los equipos, no sólo como una realidad abstracta.

Se propuso que a partir de ahora sería más divertida, y esto podría ser interesante y sobre todo eficaz.

Deja un comentario

Identificarme con mi cuenta de:



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas