Que mal trago

No vuelvo a hacer una ponencia si no está mi equipo delante. Cuando finalizo necesito que me digan que he estado genial, si no me entra desasosiego. Un poco de objetividad siempre viene bien. Esta vez ha habido una persona que bostezaba en la primera fila, en la última lo entiendo pero ¿en la primera? […]

Ir a la barra de herramientas